PSOE, PP, ¿la misma red… es?

Hay un lema que en muchas ocasiones ha sido cantado en las (innumerables, me dicen) manifestaciones que, desde el 15-M hasta hoy, marcan con bastante claridad lo que opinan unos cuantos españoles  – especialmente las nuevas generaciones – acerca del régimen político surgido del (modélico, que no se nos olvide recordarlo) proceso de transición a la democracia de los años 70 y/o acerca de los principales partidos políticos, el PSOE y el PP.

No mencionaré dicho lema porque no dudo que todos lo conozcamos. Pero reconozco que sería interesante pararse a analizar si es cierto que PSOE y PP comparten las mismas conductas políticas, o hasta ciertas constantes estructurales en los propios  fundamentos de su existencia como actores institucionales.

ppsoe

PPSOE, Credits: http://orbitapolitica.com

Animado (entre otras cosas) por este sano espíritu de curiosidad científica, un investigador de la Universidad de Málaga, el buen Andrés Villena Oliver, ha decido investigar a fondo acerca de esta cuestión. Licenciado en Económicas y en Periodismo, con dos másteres en Sociología y una destacable trayectoria profesional como periodista, tanto en el sector público como en el privado, Andrés Villena tenía todas las capacidades para profundizar en el asunto.

El resultado de su extensa investigación es una ponderosa tesis doctoral en sociología y un artículo que acaba de ser publicado en la Revista Hispana para el análisis de redes sociales (REDES). El título del artículo es: “La constitución de un gobierno como acumulación de poder relacional. Estudio de dos ejecutivos en España”.

En este artículo se analiza la composición de dos gobiernos:

  • El de Zapatero del 2004
  • El de Rajoy del 2012

Con “composición” entendemos qué personas ocupan cargos relevantes dentro del gobierno: ministros, secretarios, subsecretarios, etc. Además, se analizan las relaciones previas existentes entre las personas, por ejemplo, si dos o más personas guardaban una relación cualquiera antes de participar en el gobierno (si habían trabajado en la misma empresa, si habían estudiado en la misma escuela, etc.). En general, se registran las carreras profesionales de los miembros del ejecutivo para observar su procedencia institucional, los cargos previamente ocupados, etc.

Huelga decir que, por supuesto, semejante base de datos no existía antes de esta investigación. Andrés Villena ha, pacientemente, recopilado información de fuentes públicas para construir su base de datos relacional acerca de los dos ejecutivos analizados. Hay que reconocer el esfuerzo.

A partir de estos datos, es posible analizar la estructura de relaciones existente entre los miembros de cada uno de los dos ejecutivos, el del PSOE y el del PP…

…Y los resultados, como cabía esperar, son divertidos.

Revolving_Door

Una puerta giratoria. Credits: Wikipedia.es

En primer lugar, destacaría cómo ambos ejecutivos se preocupan de asignar cargos a personalidades que se encuentran dentro su esfera política y con una destacable trayectoria en el campo político, administrativo, o de los negocios. Y hasta aquí, nada que el hombre de la calle ya no supiese.

El segundo resultado es más interesante. Se puede apreciar, de hecho, cómo las dos redes de relaciones, la del gobierno del PP y la del PSOE, son diferentes. En particular, la red del PP es mucho más densa y cohesionada que la del PSOE. Esto significa que es presumible esperar que haya más confianza, conocimiento mutuo y unidad de acción entre los miembros del ejecutivo popular que entre los socialistas.

problemaizquierda

“Left-wing vs right-wing” for dummies. Credits: Manel Fontdevila, El Jueves

Pero es el tercer resultado el que mola. Andrés Villena no solo enseña, sino que demuestra que la estructura básica de los dos ejecutivos, en el fondo, es la misma. Pero con diferencias.

Él utiliza el concepto de Estructura de Poder Latente (EPL) que, dejémoslo claro desde el principio, no es una teoría conspiranoica acerca de un complot para gobernar España. La EPL no es más que una abstracción que se refiere a una estructura de relaciones entre individuos, de carácter informal, que es más importante que la estructura formal. Además, se trata de una estructura de relaciones que, de alguna manera, perdura en el tiempo, aunque los cargos o los organigramas cambien.

Para poner un ejemplo sencillo: pongamos que trabajes en una grande empresa (y tal como está la cosa, hace falta mucha imaginación). Pongamos que tú sea el jefe o la jefa de tu departamento. Sin embargo, cada x años la empresa contrata a dos o tres individuos nuevos y los pone en tu departamento. Estos individuos no solo se conocen entre sí porque han estudiado en la misma universidad, sino que también conocían de antemano a los seleccionadores del personal por la misma razón. Los nuevos contratados y los seleccionadores constituyen una EPL dentro de la empresa y puede que su cohesión tenga más poder que tu cargo de jefe de departamento.

Pongamos otro ejemplo: un equipo de futbol. Pongamos que llegue un nuevo entrenador (por ejemplo argentino) y que, pese a las capacidades individuales, se empeñe en hacer jugar a sus compatriotas con los que ya había jugado, en pasado, en el Boca Juniors. El entrenador y los jugadores argentinos constituyen una EPL y todos los nuevos jugadores argentinos, que conocen de antemano al entrenador y que serán contratados en futuro por el equipo, formarán parte de la EPL.

Si alguien la quiere llamar “mafia”, yo no opongo resistencia, aunque recordaría que el término “mafia” se refiere a un fenómeno más complejo y que el de EPL es un término más genérico y abstracto.

Volviendo al PP y al PSOE, el importante resultado obtenido por Andrés Villena es dado por demostrar que tanto el PP como el PSOE poseen una estructura de poder latente, una EPL, formada por una mezcla de cargos actuales (con referencia al periodo de gobierno analizado) y pasados. Además, la densidad/cohesión de la EPL es más elevada que la red de relaciones formales entre los cargos, en ambos casos.

La densidad de la red de gobierno del PSOE es del 2,9%, pero asciende a 4,9% incluyendo la EPL. Por otro lado, la densidad de la red de gobierno del PP es del 4%, pero asciende a 6,2% incluyendo la EPL. En ambos casos, considerando la unidad de medida del fenómeno estudiado, se trata de un ascenso importante.

Para ver el resultado de forma gráfica: esta es la red de gobierno del PSOE (2004):

PSOE1

Y esta es la misma, pero considerando también a la EPL:

PSOE2

Por otro lado, esta es la red de gobierno del PP (2012):

PP1

Y esta es la misma, incluyendo a su EPL:

PP2

¿Qué significa esto? Pues significa que la EPL es, en línea de principio, un elemento más fuerte y más constante que las relaciones interpersonales entre los miembros del ejecutivo. O, dicho de otra manera, que existe una estructura de posiciones que permanece más o menos constante entre un gobierno y otro, o entre un periodo político y otro. Dicha estructura sería característica de cada partido político y sobreviviría al cambio político y a la sucesión de gobiernos. Por supuesto, no se trata de una estructura completamente abstracta, dado que se encarna en las relaciones entre individuos concretos que se conocen entre sí, aunque los individuos pueden cambiar a lo largo del tiempo.

Es interesante notar cómo este resultado tiene importancia también para la teoría sociológica (sí señor). De hecho, los hallazgos apuntan a que, al menos para el caso de la formación de gobiernos en España y en tiempos recientes, la estructura de posiciones dentro de un partido (o área política) es más relevante que las características individuales a la hora de seleccionar un individuo para un cargo concreto. Generalizando este hallazgo, se podría sospechar que en general la red de personas que conocemos (por ejemplo por haber trabajado o estudiado juntos, o por lazos familiares) constituye un factor más poderoso que nuestras capacidades personales a la hora de lograr un cargo, un trabajo o un reconocimiento.

Y aquí, el hombre de la calle volverá a refunfuñar: ¿Y qué? ¡Nada que ya no se supiera!

Bueno, digo yo, aparte el valor de “demostrar científicamente” algo, aunque ya se sospechase (además, enseñando mecanismos, cuantificando y destacando nuevos matices), el trabajo de Andrés Villena nos reserva una última curiosidad: las EPL del PP y del PSOE son diferentes con arreglo al tipo de procedencia de sus recursos humanos.

En palabras del propio investigador: “En ambos casos, los gobiernos se forman incorporando a miembros de los ejecutivos autonómicos en los que el mismo partido gobernaba con  mayoría absoluta: el ejecutivo de Zapatero recluta como ministros a gestores de las Comunidades Autónomas de Andalucía, de Castilla la Mancha y de Extremadura, mientras que el PP cuenta con la Comunidad de Madrid como principal centro territorial de referencia. La formación de un  ejecutivo representa, en este sentido, una forma de intercambio entre distintas instancias del poder en una  estructura social en la que hay que tener también en cuenta a las instituciones financieras, los sindicatos, las Universidades y otros potentes grupos de influencia.”

Por último, Andrés Villena destaca el papel del burócrata  o funcionario de élite. Es frecuente que un cargo del ejecutivo haya trabajado con anterioridad en algún ministerio o cuerpo del estado, donde haya conocido ex ministros u otros individuos que anteriormente hayan ocupado un cargo importante. Entonces, la alta burocracia española constituye un lugar privilegiado donde forjar esas relaciones que, con el paso del tiempo, van conformando las estructuras de poder latente.

Entonces, volviendo a la cuestión inicial, ¿qué se puede decir del PSOE y del PP?

Es difícil trazar un balance definitivo. Como a menudo ocurre en ciencias (sociales, en este caso), las buenas respuestas no agotan la curiosidad y generan nuevas preguntas.

Si tuviese que dar una opinión (y aprovecho para hacerlo aquí), diría que “PSOE, PP, la misma red…es”, pero también diría que hay matices importantes entre las dos formaciones.

El artículo de Andrés Villena, publicado en la revista REDES, puede ser descargado gratuitamente aquí:

http://revistes.uab.cat/redes/article/view/v25-n1-villena/pdf-es

El blog personal de Andrés Villena:

http://molestaresloquecuenta.blogspot.com/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s